El perro velcro y la ansiedad por separación

>, Problemas de comportamiento>El perro velcro y la ansiedad por separación
  • perro velcro y ansiedad por separación

El perro velcro y la ansiedad por separación

Si te preguntas por qué tu perro te sigue a todas partes, por qué no te deja solo o si eso puede suponer un problema, párate un momento y lee este artículo. Quizá tu perro es un perro velcro.

Mi perro me sigue a todas partes

Bien es cierto que muchos perros y especialmente muchas razas tienen una tendencia especial a seguir a “su persona”. En algunos casos esto llega a ser más una especie de “acoso” donde el perro se convierte prácticamente en tu sombra.

Si tu perro tiene un comportamiento de este tipo es conveniente que te pares a pensar si lo que tienes en casa es lo que comúnmente llamamos un perro velcro o es algo más que eso. Si nunca has oído hablar de esa definición no te preocupes porque a continuación te lo explicamos.

¿Qué es un perro velcro?

Llamamos así a los perros que normalmente te siguen constantemente y buscan permanecer a tu lado en todo momento. Es decir, tienen el deseo o la necesidad de estar muy cerca de sus propietarios.

Como te decíamos antes, existen ciertas razas que de forma natural pueden presentar este comportamiento. Los llamados perros falderos (perros de compañía de pequeño tamaño), por ejemplo, han sido criados en base a una mayor dependencia (y de ahí viene la expresión).

También las razas de trabajo (tipo pastor) pueden ser propensas a desarrollar este tipo de comportamiento. En su selección se ha premiado la afinidad con su guía, lo que puede derivar en la aparición del síndrome del perro velcro.

La relación entre la ansiedad por separación y el síndrome del perro velcro

Existen muchos perros hoy en día que desgraciadamente sufren ansiedad por separación. Muchos de ellos son también perros velcro ya que hoy por hoy sabemos que el vínculo y la relación de apego entre el perro y la persona es un factor muy importante e influyente en los procesos de ansiedad por separación.

Pero esto no quiere decir que la relación sea directa. Es decir, pueden existir perros con problemas de ansiedad que no se comporten como si fueran nuestra sombra, y pueden existir perros velcro que no tengan problemas de ansiedad por separación. De hecho es muy usual que se confunda una cosa con la otra.

Efectivamente, en ambos casos lo que ocurre es que el perro no quiere estar lejos de ti, pero existen ciertas diferencias que debemos tener en cuenta. La principal diferencia reside en la propia ansiedad: un perro velcro quiere estar junto a su persona, un perro con ansiedad por separación entra en pánico cuando está separado de su propietario.

El estado emocional del perro es totalmente diferente en un caso y en otro.

Síntomas de la ansiedad por separación en perros

Los síntomas típicos de esta patología son:

  • El perro ladra, llora, aúlla, etc. cuando está solo.
  • Presenta conductas destructivas en casa, ya sea en zonas de salida (puertas, ventanas, etc.) o en objetos del propietario (ropa, calzado, gafas, libros, etc.).
  • Pérdida de conducta higiénica (orinar y defecar) dentro de casa mientras está solo.
  • Intentos de escape.
  • Jadeo y/o salivación (babeo) excesivo.
  • Deambulación excesiva por la casa.
  • Etc.

Síntomas del perro velcro

Los síntomas más comunes de este síndrome incluyen:

  • El perro te sigue de habitación en habitación (incluso al baño).
  • Necesidad constante de estar cerca de ti.
  • Siempre te está prestando atención.
  • Cuando te levantas (del sofá, por ejemplo) inmediatamente se levanta para moverse contigo.
  • Etc.

Entonces, ¿cómo diferenciar una cosa de la otra?

Si tienes sospechas o crees que tu perro se comporta así es muy recomendable que te pares a pensar un momento, ya que quizá tu perro está en una fase previa a la ansiedad por separación. Existen estudios que afirman que perros con hiper apego hacia sus propietarios tienen mayor probabilidad de desarrollar ansiedad por separación.

Por lo tanto, los calificados perros velcro pueden igualmente ser más susceptibles de desarrollar ansiedad por separación. Ojo, eso no significa que sea inevitable, puede ser que tu perro nunca desarrolle ansiedad, simplemente es así de pegajoso 🙂

Debes prestar atención al estado emocional de tu perro cuando realiza estas conductas persecutorias para tener claro en qué punto está. Si tu perro está excitado cuando te sigue debes ver si se debe a que simplemente estaba aburrido y se alegra porque cree que viene algo de juego o paseo. Si por el contrario lo hace de forma tranquila, puede ser que simplemente quiere seguirte sin que ello suponga ansiedad.

El problema aparece cuando el perro muestra ansiedad en el mismo momento que te mueves. Si no te ves capaz de diferenciar el estado del perro en estos casos, lo que te recomendamos es que mejores tus habilidades y conocimientos sobre comunicación canina, te van a ayudar enormemente.

En este caso, si la ansiedad es leve puedes ayudar a tu perro con estos consejos para prevenir la aparición de ansiedad y tener en la recámara unas cuantas ideas para rellenar un kong. Por otro lado, si el problema de ansiedad está ya asentado, hará falta una intervención a mayor escala para poder ayudar al perro.

[/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]
Infografía APS

¿Quieres entender por qué tu perro ladra o rompe cosas? Descarga GRATIS nuestra Infografía “Cómo actúa la ansiedad por separación en perros”.

* obligatorio

¿Por qué aparece el síndrome del perro velcro?

Algunas de las causas comunes por las que aparece este síndrome son las siguientes:

Su conducta de apego se ve reforzada por nuestro propio comportamiento

Normalmente alrededor de la persona pasan cosas buenas (afecto, juego, premios, etc.) por lo que el animal buscará estar ahí. Si nos tumbamos en el sofá o la cama con el perro, él querrá hacerlo, aumentando su dependencia. Ojo, no quiero decir que esto sea malo en sí mismo ni que ello pueda generar problemas (mis perros duermen en la cama sin ir más lejos), es una decisión personal de cada uno. Lo importante es darse cuenta que muy probablemente estés reforzando esas conductas en el perro y por tanto es importante ser consciente de ello.

Déficits sensoriales

En el caso de perros de edad avanzada puede darse debido al desarrollo de déficits sensoriales, como por ejemplo que el perro empiece a ver u oír mal. Igualmente, perros de cualquier edad que tengan algún hándicap de este tipo (ceguera, sordera, etc.) es normal que busquen más apoyo en la persona, aumentando su relación de dependencia.

Genética

La raza también influye. Los perros de trabajo, pastores y cazadores han sido seleccionados para trabajar codo con codo con las personas. De forma instintiva prestan mucha atención a cualquier movimiento que hagamos porque es nuestro lenguaje corporal lo que en gran medida guía sus acciones en la realización de aquellas tareas para las que se han seleccionado. De todos es conocida la fijación de los pastores alemanes por sus dueños, por ejemplo. También, como ya hemos mencionado, muchas razas toy han sido seleccionadas para ser perritos falderos.

Falta de estimulación

El aburrimiento y la falta de estimulación mental. Un animal sin la suficiente estimulación física y mental puede aburrirse y en ese caso el perro se buscará por sí mismo algo que hacer. Si tu estás cerca, por supuesto te seguirá y observará en busca de entretenimiento. Tener una batería de ideas para entretener a tu perro en casa puede ayudar con esto.

Perros con otras patologías

Los perros que padecen ansiedad por separación también tienden a ser muy dependientes. Es lo que denominamos hiper apego: una forma de apego no saludable ya que causa ansiedad en el momento de la separación.

Problemas de salud

Si el perro normalmente no se comporta así y en un corto periodo de tiempo se vuelve muy dependiente, es posible que la razón sea un problema de salud. Los problemas fisiológicos afectan a cómo se comporta el perro, por lo que siempre que apreciemos un cambio de conducta que no sepamos a qué se debe, visitar al veterinario es una buena idea.

Situaciones concretas

Existen “disparadores” que pueden hacer que perros con potencial de tener este hiper apego desarrollen un síndrome de perro velcro o incluso ansiedad por separación. Uno de los más típicos es una mudanza. Quizá no pensemos en ellos en estos casos, pero para los animales suele ser algo bastante estresante. Si tienes prevista una mudanza, debes empezar a ayudar a tu perro antes del cambio, por ejemplo con tratamiento de feromonas, cosa que va muy bien para estos casos.

¿Tener un perro velcro es un problema?

Si tu perro simplemente es “pegajoso”, realmente no hablamos de una patología aunque como ya te hemos explicado, puede ser la antesala de algo mayor, como la ansiedad por separación. Por lo tanto, puedes acudir a un profesional si lo crees conveniente antes de que vaya a más.

Si el caso no es muy importante puedes tratar de buscar cuál es la causa de su conducta. Quizá te des cuenta de que el perro está falto de estimulación, quizá sea debido a una mudanza reciente, etc. Si descubres la razón, podrás poner una solución fácilmente y así mejorar el estado de tu perro.

Cuando hablamos de ansiedad por separación, sí que necesitas realizar una terapia de modificación de conducta. Esta patología es uno de los problemas más frecuentes en perros y de no solucionarse puede ser un auténtico problema (del mismo modo que ocurre con los problemas de ansiedad en las personas).

Si necesitas ayuda en este sentido, te recomendamos que visites nuestra zona de cursos online y busques nuestra Guía definitiva sobre ansiedad por separación en perros, un curso que hemos preparado precisamente para ayudar a personas que están en esta situación y mostrar paso a paso qué hacer para solucionar este problema.

Cómo reducir la dependencia de tu perro

La idea es favorecer una mayor independencia en el animal. Esto lo podemos hacer con algunas ideas sencillas de llevar a cabo. Aquí te dejamos algunas de ellas:

Desensibilizar tus movimientos

Si tu perro reacciona a la que te mueves, esta es una buena idea. Simplemente, de vez en cuando levántate del sofá y no hagas nada, poco a poco tu perro verá que tus movimientos al final no son para tanto.

Otra idea es moverte para hacer algo que a tu perro no le resulte interesante y seguir haciéndolo hasta que deje de prestarte atención. Poco a poco el perro reaccionará menos a tus movimientos y podrá permanecer más tiempo tranquilo.

Deberás desensibilizar todo lo que haga reaccionar a tu perro: apagar la tele, calzarte, lo que sea.

Organizar juegos a distancia

Lo mejor, sin duda, los juegos de olfato. Puedes realizar juegos de muchas formas diferentes o directamente usar kong o juguetes interactivos. La idea es prepararle un buen juego que le mantenga entretenido en una habitación y mientras esté ocupado dejarle solo, mientras tu esperas en otro sitio. Así iremos favoreciendo su independencia a la vez que aumentamos su estimulación.

Trabajar un “sitio” para el perro

Una cama, manta, jaula o transportin pueden ser perfectos para esto si se enseñan adecuadamente. Se le puede enseñar a “ir a su sitio” a la orden de forma progresiva. También reforzaremos su presencia en su “sitio” haciendo aparecer cosas muy interesantes en él. Para ello podemos usar juguetes, huesos masticables y en general cosas que le duren algo de tiempo.

Mejorar la estimulación diaria

Recuerda, tanto a nivel físico como mental. Una buena rutina de paseos es algo fundamental. Al menos 3 salidas diarias de unos 20 minutos como mínimo, y una de ellas que sea más larga, con calma, un auténtico paseo donde el perro pueda correr, jugar con otros perros, olfatear, etc.

A nivel mental, además de los trabajos olfativos ya mencionados, puedes enseñar trucos o practicar algún deporte como el agility con tu perro. También puedes comprar o incluso fabricar tú mismo algunos juegos que supongan un desafío mental para el perro.

Busca una tarea para tu perro

No te limites simplemente a decir todo lo que tu perro NO puede hacer, debes ofrecer algo. Buscar olfateando, un mordedor, una pelota… Cualquier cosa puede servir al perro para canalizar toda esa energía que tiene y evitar que aparezcan comportamientos extraños debido al aburrimiento. Si no das algo que hacer al perro, él mismo se lo va a buscar.

¿Y tú? ¿Tienes un perro velcro? ¿Tu perro te sigue a todas partes? Cuéntanos tu experiencia o tus ideas para solucionarlo. Si te ha gustado el artículo, por favor no dudes en compartirlo en las redes sociales para que pueda llegar a más gente. Además, si te gusta lo que escribimos te recomendamos que te suscribas a nuestra comunidad, además tendrás un regalo de bienvenida. Y para cualquier cosa, ya sabes que puedes escribirnos.

2017-10-26T16:55:58+00:00 23/10/17|Perros, Problemas de comportamiento|6 Comments

6 Comments

  1. Inma 03/11/2017 at 5:16 pm - Reply

    Mi perro es un perro velcro y ya no se que hacer con él

    • Ágora Animal 03/11/2017 at 5:50 pm - Reply

      Hola! Puedes comenzar pro seguir los consejos que te damos en el artículo, como trabajar la desensibilización a tus movimientos, organizar juegos a distancia, enseñarle un “sitio”, mejorar la estimulación… Verás como pronto consigues avances con tu perro.

      Un saludo

  2. Olga 04/11/2017 at 1:13 am - Reply

    Buenas noches, creo que mi bulldog es un perro velcro, me sigue constantemente por toda la casa incluido al baño. Juego con él tirándole la pelota, con los Kong, botellas de plástico..pero hay veces que ni así se calma y me quiere montar y me ladra. Cuando se queda solo más de 1 hora nos destroza las paredes. Es un cachorro de 8 meses y no para pero no me deja ni a sol ni a sombra y me da la sensación de que a veces sufre por ello ¿qué hago para que sea más independiente?

    • Ágora Animal 04/11/2017 at 2:17 pm - Reply

      Hola Olga. Es posible que en tu caso, además del síndrome del perro velcro se de un problema de ansiedad por separación. En este caso ya no solo hablaríamos de una serie de comportamientos sino realmente de un problema patológico, por lo que se debería realizar una intervención para solucionar ese problema en el perro. Esto debe hacerse con ayuda profesional, estudiando el caso de forma individual y planteando una serie de pautas de trabajo. Una vez que se elimine la ansiedad, podemos poco a poco ir haciendo que el perro gane independencia, pero es fundamental tratarle su problema adecuadamente.
      Un saludo.

  3. Bel 05/11/2017 at 5:17 pm - Reply

    Mi perro es un mix pastor de aproximadamente año y medio, es adoptado. Lleva con nosotros desde hace cuatro meses y decidió ser mi “belcro” al dia siguente de tenerlo en casa (solo conmigo, con resto de la familia no es belcro ).
    Cuando esta solo, no destroza nada, solo me espera y me da la bienvenida apoteósicamente… Tanto que me hace daño y esa es la mayor incomodidad que me produce su actitud, a pesar de que le ignoro totalmente cuando tiene ese comportamiento ( pero a él le da igual). Procuro no gritarle porque fue maltrarado y se pone tristísimo y se autocastiga en un rincón
    Cómo puedo hacer para que se calme?

    • Ágora Animal 06/11/2017 at 1:43 pm - Reply

      Hola. En este caso habría que ver realmente cuál es el estado del perro. Que no destroce cosas en casa no quiere decir que el perro no pueda padecer ansiedad por separación. Hay casos de perros que se quedan pegados a la puerta toda la mañana… no ladran, no rompen cosas, pero están padeciendo esa ansiedad. Te digo esto porque tanto el saludo tan efusivo como el que sea un perro velcro son indicios de que algo puede estar pasando. Por lo tanto, habría que confirmar un diagnóstico claro para saber cómo proceder, si realmente tiene problemas de ansiedad o es solo el momento puntual del saludo.
      Buen día.

Leave A Comment

¡ÚLTIMO DÍA de Black Friday! Envío gratis en nuestra tienda usando cupon BLACK17. Descartar