15 formas de hacer feliz a tu gato

>>15 formas de hacer feliz a tu gato
  • Ideas para hacer feliz a tu gato

15 formas de hacer feliz a tu gato

Los gatos no siempre nos lo ponen fácil a la hora de entenderlos, con esa forma tan sutil en ocasiones de comunicarse. Pero aquí tienes 15 aspectos a tener en cuenta que al 100% van a repercutir en aumentar la felicidad de tu gato

1.- Lo primero es tomar consciencia de que nuestro gato no es un perro pequeño. Parece lógico no pensarlo, pero muchas personas esperan de su gato lo mismo que esperarían de un perro. Bien es cierto que muchos de ellos, según el vínculo que tengan con su humano, pueden actuar de forma muy similar a un perro (nos traen los juguetes, nos vienen a saludar a la puerta cuando volvemos a casa, etc.). Pero a priori no debemos esperar de ellos la misma comunicación y actitud que con un perro, nos evitaremos frustraciones mutuas. Un gato se comunica de una forma más sutil que un perro, pero igualmente se comunica e interactúa con nosotros, si sabemos comprenderle y respetar su naturaleza.

Un gato no es como un perro pequeño

2.- Debemos facilitarle distintas alturas en donde poder estar. Como he dicho, no son perros pequeños, y por su naturaleza necesitan trepar. Les gusta estar en lugares altos desde donde poder observar todo, así se sienten más seguros. Si estás pensando tener un gato pero no puedes aceptar que suba a los estantes o a la encimera de la cocina si tiene acceso a ella te aconsejo que cambies de idea.

3.- Pon a su disposición un lugar/objeto en el que afilar sus uñas. Si no quieres que éste sea el sofá mejor consigue un rascador, hoy en día hay muchos tipos distintos en el mercado. Hay gatos a los que les gusta más rascar en una superficie vertical y otros prefieren que sea horizontal. Incluso hay rascadores que tienen las dos opciones, a gusto del consumidor. Eso sí, es mejor si la superficie vertical es de una longitud suficiente para que pueda estirarse al rascar, les encanta.

Como digo hay muchas opciones en el mercado, pero también podemos construirlo nosotros mismos con cuerda de esparto sobre un tronco o madera cilíndrica y con un poco de imaginación hacer un diseño exclusivo para nuestro gato.

4.- Cada uno de nuestros gatos esconde dentro un depredador y debemos dejar que le dé rienda suelta. ¿Cómo? Con juguetes que estimulen su instinto de caza. Existen hoy en día juguetes hechos con pelo similar al de sus presas, plumas, rellenos de plantas que les estimulan etc. Todo esto es aún más importante si tu gato no tiene acceso al exterior (gatos indoor) y todo su mundo es tu casa. Si no tiene forma de poner en práctica sus tácticas de caza con juguetes u otro gato, lo hará contigo o tus tobillos.

5.- Facilitarle una ventana por la que poder observar el exterior (siempre de forma segura para que no haya accidentes). Sobre todo en gatos que no salen al exterior es muy estimulante observar lo que pasa a través de una ventana (pájaros, personas, coches, movimiento en general). A los gatos les encanta observar lo que ocurre en su entorno y es común que siempre lo hagan a horas similares cada día, como si fuera la ronda de un vigilante. Eso sí, repito, debemos de asegurarnos de evitar accidentes, ya que en la mayoría de casos en que un gato desaparece por una ventana o balcón no es porque haya escapado, sino porque se ha caído.

6.- Otro aspecto importante a tener en cuenta que hará muy feliz a tu gato es el enriquecimiento ambiental, importantísimo en el caso de gatos indoor, en los que todo su entorno es tu casa y lo que ocurre (o no ocurre) en ella. Vamos a procurar que tenga estimulación mental suficiente, lo cual nos ayudará a evitar el aburrimiento y la consecuente obesidad sobre todo en gatos esterilizados. Para ello puedes utilizar cosas sencillas: olores, juguetes, cajas de cartón, bolas de papel de plata y todas las combinaciones que se nos ocurran: podemos meter plantas que den olor y no sean tóxicas en sus juguetes (lavanda, valeriana, romero etc.), esconder comida dentro de una bola de papel de plata etc. Hay muchas opciones y en la variedad está la diversión de tu gato.

7.- Un aspecto clave para la felicidad de tu gato es su baño. Querrá un arenero limpio, de dimensiones suficientes, bien ubicado y con un sustrato adecuado (el preferido por la mayoría es la arena aglomerante ya que es lo más parecido a la tierra que encontrarían en la naturaleza, y sin perfume). El tener todo esto en cuenta nos ayudará a evitar problemas de eliminación inadecuada, que son relativamente frecuentes en gatos, por lo que es mejor prevenir. Los gatos son animales muy limpios y siempre van a preferir hacer sus necesidades en sustratos limpios, por lo que retiraremos las deposiciones lo más frecuentemente posible.

El tamaño de la bandeja también es importante ya que debe permitir a tu gato poder girarse dentro, escarbar y apoyar las cuatro patas dentro.

Los gatos también necesitan evacuar en lugares tranquilos, de poco tránsito, por lo que nunca colocaremos su bandeja en un pasillo, salón o al lado de la lavadora. Es fácil entenderlo si nos ponemos en su lugar…

Por último el número de bandejas idealmente debe ser una más que el número de gatos que vivan en casa, si tienes dos gatos lo ideal son 3 bandejas, para evitar conflictos entre ellos y situadas en diferentes lugares. No siempre es posible pero es lo ideal. También es fácil de ponernos en su lugar, todos valoramos tener más de un baño en casa cuando es posible para no tener que pelearnos por él.

Lo más importante para un gato es respetar su propia naturaleza

Lo más importante para un gato es respetar su propia naturaleza

8.- Mantener el estrés lo más alejado posible. Los gatos son animales muy susceptibles al estrés. En ocasiones su manera de manifestarlo puede no ser tan clara como esperaríamos: disminuye su ingesta, se mueven menos, orinan o defecan fuera de la bandeja etc. Como causas de estrés puede haber muchas: mudanzas, compañeros con los que no existe una buena relación, llegada de otro individuo a casa, aumento de visitas al domicilio, cambio de rutinas en los humanos que viven con él, etc. Como comenté anteriormente en el caso de los gatos indoor, todo lo que ocurra en tu casa estará pasando en el mundo de tu gato. Por ejemplo si vamos a mudarnos de repente toda la casa empieza a llenarse de cajas y los objetos y muebles a cambiar de sitio, lo que para unos gatos puede ser enriquecimiento ambiental, para otros puede suponer un desastre en su entorno y una fuente importante de estrés.

¿Te gusta lo que estás leyendo? Recibe artículos directamente en tu email:



9.- Juguetes adecuados. Tu gato, como buen felino, es un depredador, y los juguetes que va a preferir son aquellos que le permitan llevar a cabo una de sus conductas típicas de especie que es la caza: juguetes que se asemejen a presas o le permitan esconderse (con tacto suave, plumas, con movimiento, cañas, cajas etc.). En cuanto al sonido, dependerá del gato, no a todos les gusta que lo tengan. Como juguetes adecuados no se incluyen nuestras manos, si no queremos que las usen como tal, ya que al principio podemos sentir la tentación de jugar con nuestro gatito de 2 meses de esta manera, sin darnos cuenta de que cuando sea adulto puede seguir haciendo lo mismo y convertirse en un problema. Por lo tanto nunca emplearemos nuestras manos como juguete, ni siquiera debajo de las sábanas, si queremos poder cambiar de postura mientras dormimos sin ser víctimas de una cacería nocturna.

10.- Interacciones con nosotros, positivas y suficientes. El gato tiene fama de ser un animal independiente, interesado, arisco, etc. Pero nada más lejos de la realidad. Todas estas ideas surgen de la comparación entre gatos y perros y como ya dije, el gato no es un perro pequeño. Es cierto que es un animal independiente, no es un animal tan social como el perro, pero a los gatos les encanta interactuar con nosotros y si creamos un buen vínculo y relación con ellos querrán estar casi todo el tiempo cerca de nosotros viendo lo que hacemos o buscando el contacto.

11.- Favorecer su salud física con visitas regulares al veterinario: es frecuente encontrar que los gatos, al no salir de casa, acudan menos a la consulta veterinaria. Además son animales que camuflan sus síntomas perfectamente, ya que en la naturaleza mostrar debilidad repercute muy negativamente en la supervivencia, por lo que cuando ya podemos verlos la enfermedad suele estar más avanzada y es más grave. Por ello es importante que tu gato reciba consultas veterinarias regulares para asegurarle una salud óptima y ausencia de dolor y enfermedad, y en el caso de que la hubiera, poder instaurar el tratamiento lo antes posible.

12.- Una alimentación adecuada: lo cual tiene mucha relación con el punto anterior, ya que la salud comienza por la alimentación. Para una información detallada de los aspectos más importantes a tener en cuenta en la alimentación de nuestros gatos puedes consultar este artículo. Resulta importante que parte de esta alimentación se base en comida húmeda (latas, sobres etc.), ya que además de ser nutritiva, sobre todo si es de buena calidad, les aporta hidratación. Los gatos no consumen mucha cantidad de alimento, por lo que merece la pena proporcionarles uno de calidad para prevenir diferentes problemas de salud.

13.- Agua: es muy importante que tu gato ingiera suficiente, ya que son animales de origen desértico y por lo general no son grandes bebedores. Les encanta el agua fresca, por lo que la cambiaremos regularmente, en cuencos de cerámica o metal, para que no le den sabor al agua como pueden hacer los de plástico y si es en movimiento mejor, para ello existen fuentes para gatos diseñadas para estimularles la ingestión de agua. Si aun así a tu gato no le gusta beber, puedes aportarle parte del agua necesaria para él en forma de comida húmeda, como comenté en el punto anterior.

14.- Respetar su espacio: los gatos no son animales ariscos ni ermitaños, pero sí es cierto que tienen momentos en los que prefieren retirarse al lugar de la casa en el que se encuentran cómodos y seguros a descansar. Normalmente, si tenemos una buena relación con nuestro gato ocurrirá que esos momentos los elija sobre nosotros o a nuestro lado, pero no siempre, quizá porque encuentren mejor temperatura en otro lugar o más silencio. Por ello lo ideal es dejar que elijan cuándo interactuar con nosotros, sobre todo si es un gato que acaba de llegar a nuestra casa y si hay niños deberemos enseñarles a hacer lo mismo.

15.- Respetar su naturaleza: con todo lo dicho anteriormente y a modo de resumen, lo que hará más feliz a tu gato es que aceptes que es un gato y no otro animal, con todo lo que ello implica. Teniendo en cuenta todo lo dicho en los puntos anteriores podremos disfrutar durante muchos años de la compañía de un animal precioso, que tiene mucho cariño que ofrecernos y mucho que enseñarnos. El gato es el compañero silencioso cuya ausencia se hace notar.

Si acabas de comenzar una vida de aventuras con tu gato y tienes dudas o lleváis tiempo juntos pero ha surgido algún problema puedes ponerte en contacto con nosotros.

Si te ha gustado el artículo y te parece interesante comparte. Además podemos hacerte llegar nuevos artículos directamente a tu email si te inscribes a nuestro newsletter.

2017-01-09T12:48:12+00:00 14/09/16|Gatos|0 Comments

Leave A Comment